Cuando el empate entre Colo Colo y Universidad Católica parecía firmado en el estadio Monumental, apareció la rebeldía y hambre de triunfo de la cantera del Eterno Campeón y el joven volante Joan Cruz dejó en el camino a tres marcador para habilitar a Javier Parraguez, quien convirtió el gol de la victoria. 

Cruz dejó en evidencia que la ambición de ganar es mayor y que lleva los colores en la sangre, ya que en vez de pedir la falta, siguió hasta el final con el balón para dar ese magistral pase para desatar la alegría de todos los hinchas de Colo Colo y también, del Rey Arturo Vidal. 

El seleccionado nacional festejó en Italia el triunfazo del Eterno Campeón y llenó de elogios al talentoso canterano a quien felicitó y le escribió "crack mi niño". 

Como buen colocolino, Vidal festejó el triunfo que dejó al Eterno Campeón cada vez más cerca de conquistar la estrella 33. 

El próximo desafío de Colo Colo será este jueves cuando visite a Audax Italiano en Rancagua por la fecha 29 del Campeonato Nacional.