Colo Colo cerró la temporada con un nuevo título para sus vitrinas: la Copa Chile, la cual su capitán Esteban Pavez levanta en el estadio Tierra de Campeones de Iquique tras la final ante Magallanes.

Los Albos vencieron 3-1 a la Academia, con goles de Erick Wiemberg, Vicente Pizarro y Emiliano Amor. Este último jugó en esta final su segundo partido oficial en el año, tras superar una operación de tobillo que lo tuvo un año fuera de las canchas.

Pero tras el encuentro, donde anotó el empate transitorio para Colo Colo, conversó con TNT Sports con algunas lágrimas en los ojos: “Emocionado, muy contento, porque la verdad en lo personal pasé momentos feos y no quiero volver a eso“.

“Solo quiero agradecer a mi familia y mis amigos, a toda la gente que me apoyo, a todo el club que me apoyó”, agregó el defensa tras conseguir su cuarto trofeo en el Popular.

Emiliano Amor y el año complicado de Colo Colo

En la cancha tras el pitazo final, se le vino a la mente los momentos duros de Colo Colo en el año, tanto en lo personal como en lo colectivo, donde se fracasó en torneos internacionales y en el Campeonato Nacional. Pero le dio mucho valor a la Copa Chile recién conseguida:

Esto lo merecemos, porque fue un año duro para todos, un año de muchos cambios. Salir campeón con este club es algo impagable. Toda la mierda que pasamos, esto lo vale“, expresó el argentino.

Por último, le dedicó palabras a su familia, que lo apoyó tras la operación de tobillo que tuvo en Europa a principios de año: “Mi familia siempre está ahí. En los momentos de tristeza y más oscuros siempre estuvieron ahí. La lesión ya pasó, y por suerte todos estos partidos que jugué me sentí bien. Mira que no va a valer todo esto, el festejar con la gente y mi familia. Los amo mucho a todos”.