Colo Colo jugó este martes su primer partido en la era de Jorge Almirón. El Cacique venció en penales a Rosario Central luego de un 0-0 en los 90 minutos y sumó confianza a un ciclo que recién comienza y que solo acumula un par de entrenamientos de fútbol desde que el argentino tomó el equipo.

Pero pese a los escasos días de trabajo acumulado en pretemporada, el Popular evidenció ciertas diferencias tácticas en comparación con la era de Gustavo Quinteros. Diferencias que, de seguro, se irán acrecentando con el correr de los partidos. “Necesitamos automatizar “, señaló el argentino tras el match.

Quizás a diferencia más obvia fue la intención del equipo de salir jugando a toda costa. Uno de los antecedentes de Jorge Almirón como DT era precisamente ese, que los defensores arriesgaran, a veces más de la cuenta, con tal de generar una posesión limpia desde el fondo.

Eso se pudo ver ante los rosarinos, aunque muchas veces se generó riesgo en la salida. Tanto los centrales como el propio Brayan Cortés perdieron balones, demostrando que la idea todavía está muy en pañales, pero al menos la intención de hacerlo está muy notoriamente.

Equipo con más pausado pero con la misma presión

Además, está el factor de que busca un equipo más pausado en sus posesiones. Quinteros podía mutar entre tener poco el balón y salir más de contra y, a veces, tener una posesión más lenta. Almirón es más de la idea de intentar siempre el toque hasta que surja un espacio. El porcentaje de posesión de seguro crecerá.

El equipo se veía más corto entre sus líneas, pero se mantiene la idea de Quinteros sobre la presión. Si bien a los jugadores les costó, por estar recién empezando la pretemporada, se pudo ver que la idea de intentar quitar el balón bien arriba en la cancha es algo que se seguirá en este 2024.

Es una idea similar a lo que en su momento se intentó practicar en la era de Coto Sierra o Héctor Tapia, con más posesión de balón. Sin embargo, puede que el equipo pierda un poco de vértigo y dinamismo producto de esa idea que, como todas, tiene sus pros y sus contras.

Quizás, uno de los puntos más interesantes fue lo que pasó en el mediocampo. Si bien Carlos Palacios apareció en cancha como 9, este estuvo moviéndose en todo el frente de ataque, en especial tras el ingreso de Leandro Benegas. Incluso retrocedió al punto de Esteban Pavez para tener más la pelota.

La posición de Palacios y Pavez

La posición de Palacios marca otra diferencia: Almirón se atreve a cambiar los jugadores de posición en caso de que no tenga un jugador que lo interprete en la cancha. No se convenció de Benegas y tampoco de Darío Lezcano, por lo que utilizó a la Joya.

Siguiendo en la línea del mediocampo, también hay temas a destacar. A diferencia de Quinteros, el equipo no jugó con un volante creativo. Esteban Pavez hizo las veces de pivot en el medio, dejando a César Fuentes y Leonardo Gil como interiores por derecha e izquierda, respectivamente.

De hecho, Pavez muchas veces se le vio retrocediendo a la línea de centrales para ofrecer una opción de salida o también en situaciones defensivas, casi armando una línea de tres. Algo que se dejó de ver un poco luego del ingreso de Bryan Soto en el segundo tiempo.

Pequeñas diferencias que se podrán ir analizando más en detalle cuando el Cacique juegue sus siguientes dos partidos. Jorge Almirón espera que la idea se vaya impregnando cada vez más en los jugadores y así contar con un equipo competitivo para febrero, cuando empiecen los partidos en serio.

¿Te gustó la forma de juego que mostró el Colo Colo de Jorge Almirón en el primer partido?

¿Te gustó la forma de juego que mostró el Colo Colo de Jorge Almirón en el primer partido?

YA VOTARON 0 PERSONAS