Colo Colo presentó batalla y por varios pasajes mostró personalidad, especialmente en el segundo tiempo, pero no le alcanzó para imponerse a un efectivo Boca Juniors, cayendo por 2-0 en el estadio UNO Jorge Luis Hirschi la segunda jornada del Torneo Internacional de Verano que se desarrolla en Argentina. 

Desde el inicio, el equipo comenzó a sufrir, luego de que Sebastián Villa probara los guantes de Cortés con un gran tiro libre, pero el meta colocolino estuvo brillante para evitar la caída de su arco. Los siguientes minutos estuvieron llenos de imprecisiones, especialmente por la presión que ejercía el elenco argentino.

A los de Gustavo Quinteros les costaba hacer pie en la cancha y lo sufrió a los 9’ cuando llegó la apertura de la cuenta mediante Diego González. El Pulpo sacó un violento remate de media distancia e hizo inútil la estirada de Cortés.

Con el correr de los minutos, los albos pudieron acomodarse algo más en la cancha, mantuvieron firme la defensa y emparejaron el desarrollo, pero no lograban hacer entrar en juego a sus delanteros ni incomodar al meta Rossi. El juego comenzaba a ponerse muy friccionado, donde Pavez y Lucero recibieron amarillas.

El partido comenzaba a carecer de emociones, hasta que a los 41' lo tuvo otra vez Boca luego de un lanzamiento de esquina que encontró destapado a Juan Ramírez para rematar, pero César Fuentes estuvo muy atento en el cruce, por lo que la primera etapa finalizó 0-1.

 

Para el complemento Gustavo Quinteros decidió mover el tablero y dio ingreso a Leonardo Gil y Bruno Gutiérrez por Marcos Bolados y Vicente Pizarro. Rápidamente se vio una mejoría en el equipo, entre Opazo y Solari armaron un lío en el área xeneize, donde el Torta quiso probar de zurda, pero el balón llegó sin mucha potencia a las manos de Rossi.

Cuando el Cacique era el que tomaba la manija de las acciones, un pase profundo de Gastón Ávila dejó a Orsini mano a mano contra Cortés, pero el portero achicó bien el espacio y el delantero argentino desvió su remate.

Colo Colo era el dueño de la pelota, pero Boca se replegó bien e hizo varios cambios que desordenaron el desarrollo del juego, por lo que no sufrieron muchas llegadas, salvo un gol anulado a Juan Martín Lucero por posición de adelanto.

A los 79' la lápida para el Popular. El joven Exequiel Zeballos sacó un zapatazo impresionante de tiro libre para dejar sin opciones a Brayan Cortés y aumentar las cifras para los argentinos.

Tras la anotación, los albos se quedaron sin ideas, por lo que Gustavo Quinteros optó por hacer ingresar a Luciano Arriagada, Joan Cruz y Cristián Zavala para que puedan sumar fútbol de cara a lo que se viene.

El duelo finalizó con un marcador 2-0 en contra, por lo que el Cacique ya no dependn de sí mismo para llegara la final, pero igualmente se sacaran muchas conclusiones para la temporada, especialmente, pensando en lo que será la participación por Copa Libertadores. Ahora Colo Colo se concentra en lo que será su primer desafío oficial ante Universidad Católica por la Supercopa.