Durante la madrugada del día lunes 6 de noviembre, Jordhy Thompson fue denunciado por violencia intrafamiliar y fue detenido por personal de Carabineros. El futbolista de Colo Colo pasó a control de detención y fue formalizado por femicidio frustrado y desacato. Así, el tribunal dictaminó que el oriundo de Antofagasta debería permanecer en prisión preventiva durante 45 días, plazo que se fijó para la investigación de los hechos.

El joven de 19 años fue trasladado de inmediato al Centro de Detención Preventiva Santiago 1, lugar donde se encuentran reclusos todos aquellos imputados que están a la espera de que culminen sus procesos judiciales y que todavía no tienen condena. De esta manera, tal y como lo establecen las reglas y las costumbres, Thompson pasó por el área de salud para su respectivo chequeo médico antes de internarse como uno más.

Sin embargo, según información emanada de La Tercera, Thompson no salió más de aquella área. Tras superar sin problemas los exámenes médicos y comprobar que tampoco tiene enfermedades de base, el delantero quedó aislado en dicho lugar con el fin de protegerlo de los demás que están en el penal. Es que el centro de salud, tal y como cuenta el medio mencionado anteriormente, también sirve para resguardar a internos que tienen cierta connotación pública.

Según explican, la figuración que tienen ciertos personajes, “torna poco aconsejable la vinculación con otros presos. El riesgo de agresión existe. Si se le pasa de inmediato a un módulo, ese peligro crece considerablemente”. Por lo mismo, la idea es que no pase a patio, justamente, para disminuir cualquier posibilidad de problemas que pueda tener con otros reos.

Jordhy Thompson se muestra arrepentido

Como todo recluso, Jordhy también tiene derecho a visitas. Así, según lo que señalaron fuentes internas de Santiago 1 a La Tercera, sus abogados, su madre y hermano han ido a acompañar la estadía del futbolista. Cercanos al círculo familiar, aseguraron al matutino que el jugador se ha mostrado “arrepentido. Se le nota. Todo el mundo le dice que si sigue en esa relación se va a quedar solo”.

Junto con lo anterior, se pudo saber que el antofagastino está dispuesto a iniciar un tratamiento con un pellet para dejar de beber alcohol, una de las aparentes causas de su comportamiento y agresividad. Desde su entorno, justamente, aseguran que, al beber, se transforma, ya que es una persona muy tranquila.

De momento, Jordhy Thompson sigue en el área médica de Santiago 1. Si bien su estadía en dicho lugar es momentánea, serán las autoridades del penal quienes determinen hasta cuándo puede estar aislado, aunque no se descarta que complete los días de prisión preventiva en el módulo con el fin de cuidad su integridad física.

¿Qué penas arriesga Thompson por el delito de femicidio frustrado y desacato?

Gracias a las atenuantes a la que puede optar, el peor de los escenarios para el jugador, sería que lo condenen hasta 12 años y medio de presidio mayor en su grado medio como autor de femicidio frustrado y a tres años como autor de desacato.

Con todo, existe una posibilidad que se pueda recalificar el delito y que sea reformalizado por lesiones menos graves. En este caso, el Ministerio Público podrá solicitar una pena que llega hasta los 540 días de cárcel. Esta se sumará a lo establecido por el desacato.