Llama la atención que chicos como Vicente Pizarro, Joan Cruz o Luciano Arriagada, estén con una acondicionamiento físico y de fuerza especial para jugar en Primera División con Colo Colo.

Pero detrás de esto hay una respuesta y es simple: la pandemia. Así nos detalló Ariel Paolorossi, jefe de las divisiones inferiores del Cacique, quien estuvo en Semillero Albo de DaleAlbo.

Ante la pregunta sobre estos entrenamientos especiales por jugadores como Vicente Pizarro, la respuesta fue clara. "La pandemia afectó mucho, sobre todo en esos jugadores. Nosotros le damos mucha importancia a la fuerza, yo desde que llegué acá le damos mucha importancia. Llegua la pandemia y se nos fue todo, después se siguió entrenando por zoom y todos ayudan en lo que pueden. Algunos hacían pesas con un bidon de agua o con una mochila. Eso afecta", detalló.

Justamente Vicente o Joan estuvieron paralizados varios meses en sus casas haciendo un trabajo a través de zoom, algo que para nada es lo ideal para el trabajo formativo de un futbolista.

"Había chicos que entrenaron un montón de tiempo dentro de un departamento. Entonces no es fácil, se perdieron un montón de cosas, pero bueno, lo aeróbico, coordinación, es complicado. Cuando los chicos pasan al primer equipo, ahí tienen más herramientas que el fútbol joven. No es lo mismo un reducido con juveniles, que con profesionales. Nosotros ahora estamos intentando nivelar todo y poner apunto a los futbolistas más jovenes", sentenció.