A comienzos de año, Mario Salas rotó a sus porteros en los amistosos de Colo Colo, por lo que en la previa se avecinaba una buena competencia entre Brayan Cortés y Agustín Orión por el puesto.

 

Sin embargo, el argentino se lesionó y el pronóstico fue que se perdería todo el semestre. Esto le dio la oportunidad a Cortés de ser el titular y motivó a la contratación de Darío Melo, quién actuó de buena forma cuando los dos goleros estuvieron ausentes.

El ex Boca Juniors está cerca de recibir el alta médica y esto generará incertidumbre sobre quién será el encargado de cuidar los tres palos del Cacique, pero que deja la seguridad de tener tres hombres de garantías para el puesto.

La agenda es estrecha, ya que los albos jugarán un máximo de 22 partidos en lo que queda de semestre y alguien saldrá más perjudicado, ya que uno se quedará fuera de las citaciones de Mario Salas.

Esta duda acompañará durante buena parte del semestre al adiestrador colocolino, pero es una linda competencia que fortalecerá el puesto.