Un mercado de pases de lujo tuvo Colo Colo en el verano del 2014, ya que se concretó el retorno de Esteban Paredes, la llegada de Jaime Valdés, y el arribo de Julio Barroso, defensa que venía de ser campeón del fútbol chileno con O’Higgins.

De inmediato el Cacique se impuso a nivel local, luego de años complicados, y bajó la anhelada estrella 30. El Almirante fue titular siempre desde ese año en el Eterno Campeón, donde hasta su salida en febrero de 2021 cosechó tres títulos de Primera División, dos Copa Chile y dos Supercopa. Además, en siete años en Macul, jamás perdió un partido con el clásico rival Universidad de Chile.

Pero a sus 38 años, la carrera de Julio Alberto Barroso, campeón del mundo sub 20 en 2005 junto a Lionel Messi, llega a su fin. Si bien lo anunció a mediados de temporada que se retiraba del fútbol en su club Everton una vez acabe el Campeonato Nacional, lo hará en la fecha 29 y no en la jornada final.

Diego Peralta, periodista que cubre la actualidad del club ruletero, informó sobre el adiós del zaguero argentino nacionalizado chileno: “Confirmado: Julio Barroso jugará ante O’Higgins, este sábado en Sausalito, su último partido como jugador profesional“.

A las 20:30 horas del sábado 2 de diciembre, frente a uno de los equipos en Chile donde fue campeón, se despide del fútbol uno de los referentes de la última década de Colo Colo.

Los momentos importantes de Julio Alberto Barroso en Colo Colo

Según los datos del estadístico Lucho Reyes, Julio Alberto Barroso disputó 222 partidos en Colo Colo entre 2014 y 2021. 7 títulos, 5 asistencias y 5 goles obtuvo en su estadía en Macul. También detalla que cosechó 124 triunfos, 46 empates y 52 derrotas, lo que le da un rendimiento de 62.8%.

De los cinco goles que convirtió, dos fueron anotados en el Superclásico: uno en el 2-0 del 2016 en el Monumental, y otro fue el gol agónico del triunfo 3-2 sobre la U el 5 de octubre de 2019, cuando Esteban Paredes rompió el récord de goles en Primera División.

Un total de 14 clásicos ante Universidad de Chile disputó con la camiseta alba, y al igual que otro crack que dejó el fútbol como Jaime Valdés, no perdió ninguno en su etapa en Colo Colo.

A nivel internacional, llegó hasta los cuartos de final de la Copa Libertadores 2018, donde el Cacique fue eliminado por Palmeiras. En la llave de octavos de final contra Corinthians, en la vuelta, terminó jugando con una fractura nasal en Sao Paulo.

Por último, fue parte del plantel albo de la temporada 2020, la cual fue de terror para Colo Colo. Jugó varios partidos con el recién llegado Maximiliano Falcón, y una vez el Cacique se quedó en Primera División, Blanco y Negro decidió que no continúe junto a otros referentes del club, pese a que Gustavo Quinteros pidió que siga un año más.