Una compleja noticia dio a conocer la semana pasada Antonia Alarcón, jugadora de Colo Colo Femenino, a través de sus redes sociales. La delantera de 22 años decidió dejar momentáneamente el fútbol debido a una grave lesión de rodilla que arrastra desde marzo de 2022.

Muchos mensajes de apoyo recibió la futbolista en redes sociales por la decisión de poner en pausa su carrera futbolística para enfocarse en otros proyectos. Y tras dejar el fútbol, Alarcón tuvo una entrevista con DaleAlbo Conversa, donde repasó su lesión y los motivos de su difícil decisión:

“Los primeros días con sensaciones encontradas, porque podía contar lo que estaba haciendo, me preguntaban harto, y por ese lado más tranquila. Pero igual daba pena porque recibí hartos comentarios lindos, y da nostalgia. Fue súper difícil, fue una decisión que estuve tomando todo el año, indecisa y con dudas viendo qué hacer. Pero ahora súper tranquila, fue lo mejor“, comienza sobre lo que siente tras dejar el fútbol profesional.

Cuenta que intentó durante mucho tiempo volver a la actividad con el apoyo de su familia: “En el club nunca expresé esto, siempre fue más para mí con mi familia y mi pololo que converso cosas más profundas. En un principio fue como ‘dale, dale’, hasta yo misma decía ‘sí, vamos’, pero llegó un punto que me estaba pasando la cuenta, y cuando se dieron cuenta me apoyaron como siempre”.

Las dificultades que le produjo la grave lesión

Una luxación de su rodilla derecha que derivó en una lesión multiligamentaria, ocurrida en un partido de entrenamiento del plantel de Colo Colo Femenino, obligó a que en estos últimos dos años Antonia Alarcón no pueda jugar al fútbol profesional.

Detalla que de los cuatro ligamentos de la rodilla, se cortó tres: “Son cuatro (ligamentos) y me quedó uno, se me cortó el cruzado anterior, cruzado posterior, colateral medial, además del menisco externo, menisco interno y también tuve una pequeña fractura dentro“.

“Al principio estuve dos meses en silla de ruedas, donde no podía hacer nada sola, y fue súper díficil porque fue de un día a otro porque un día estaba haciendo mi vida normal, jugando, y después al otro día no podía ni ir al baño sola. Después me fui acostumbrando con muletas. Igual fue difícil porque me costaba mucho moverme, y ahora por suerte puedo hacer todas mis cosas, estoy caminando, puedo hacer deporte, pero al principio me cambió por completo la vida en ese minuto”, agrega sobre los primeros meses tras la grave lesión ocurrida en marzo de 2022.

Y si bien su recuperación en estos dos años fue buena, no le permite volver a jugar a nivel profesional, lo que la llevó a tomar la decisión de dejar el fútbol: “Me pasó la cuenta mental y físicamente. Mentalmente estaba mal, no lo estaba pasando bien en el club, no estaba disfrutando el fútbol que era como lo hacía desde que empecé; y físicamente mi rodilla me costaba mucho, había días que me dolía mucho y me costaba levantarme en las mañanas e ir a entrenar todos los días”.

“El proceso de recuperación fue bueno, tuve todas las etapas y hacer cosas con balón igual puedo, pero el tema es cuando juegas profesional, cuando juegas Copa Libertadores, las condiciones no son las mismas que tenía antes y ahí está el problema”, finaliza Antonia Alarcón.

Revisa la entrevista completa de Antonia Alarcón con DaleAlbo Conversa: