A pesar de ir arriba en el marcador en tres oportunidades, Colo Colo no tuvo nada que hacer ante el poderío de Unión Española durante esta jornada, equipo que hoy por hoy pelea por no perderse pisada al líder Universidad Católica, algo que se dejó ver en el Monumental en este duelo válido por la fecha 15 del Campeonato Nacional 2020.

La alegría llegó temprano para el Cacique en el marcador. Sorprendió Gabriel Costa picando al espacio por la izquierda para que Suazo le pasara por la espalda. El 17 recibió bien, habilitando de buena forma a Esteban Paredes, quien a los 2’ solo tuvo que empujar la pelota sin ninguna marca para abrir la cuenta. Recién comenzaban las acciones en el Monumental y los albos estaban 1-0 arriba.

Colo Colo manejó los hilos del partido en los minutos siguientes, manteniendo a raya los embates de Unión Española, encontrándose con un seguro Rojas e Insaurralde en el fondo colocolino. El mediocampo además funcionaba, con Suazo conectado bien, con un activo Provoste y con Fuentes seguro en el quite.

Los de Quinteros tuvieron buenos acercamientos con Bolados, Paredes y Costa como protagonistas, pero lamentablemente siempre en posición fuera de juego. A pesar de estos desaciertos ofensivos, el Cacique jugaba bien en el césped del Monumental.

Unión se levantó ante el dominio albo, armando una buena jugada en ofensiva que desbarató la retaguardia de Colo Colo, con un buen pase de Mejia a Palacio, quien ganó el mano a mano con Cortés para anotar el 1-1 con 22 minutos de juego. Entretenido duelo en Pedrero.

El Cacique respondió de la mejor forma posible. Buena jugada de Costa por la derecha, quien centró para que Paredes se la dejara servida a Suazo, entrando furia para rematar con la derecha a la entrada del área chica, convirtiendo el 2-1 a los 27’. Golazo de Colo Colo, con la misma combinación que abrió la cuenta al inicio del partido.

Sorprendentemente tras cartón lo tuvo el Cacique por medio de Esteban Paredes, quien aprovechó una mala salida de Diego Sánchez, rematando afuera por centímetros con el arco desguarnecido. Pudo ser penal en la jugada por una falta del portero a Costa, pero el juez del partido la desestimó.

A los 39’ llegó el baldazo de agua fría de forma innecesaria. Jeyson Rojas tocó con Cortés sin ver que Palacios estaba cerca del portero. El iquiqueño, en su desesperación, terminó cometiendo un penal que fue cambiado por gol por el mismo Palacios, dejando 2-2 el marcador. Empate cuando el Cacique tenía el partido más que controlado, demasiado castigo para este equipo.

Poco antes de finalizado el primer tiempo Gabriel Costa terminó de redondear un tremendo encuentro. Buena jugada de Marcos Bolados por la derecha, quien se sacó la marca de Luis Pavez para sacar un preciso centro al área chica hispana, donde encontraría la figura del seleccionado peruano para que con un certero cabezazo mandara la pelota al fondo de la red. Era el 3-2 y al descanso. Partidazo en el Monumental.

UN EQUIPO SOBREPASADO 

Iniciando la segunda mitad el Cacique tuvo el 4-2, con un centro peligroso de Opazo que rechazó Sánchez, quedándole la pelota a Bolados, quien no pudo rematar cómodamente. Ahí se armó una tole tole importante que terminó con el despeje de la defensa roja. Buen inicio del equipo de Quinteros.

A los 58’ la Unión volvió a pegar fuerte en el Monumental, con Palacios anotando su triplete al ganarle en la marca a Insaurralde en el centro de Meiía, batiendo la resistencia de Brayan Cortés. 3-3 en el marcador y con media de hora todavía de juego.

Apenas un minuto más tarde nuevamente intentó Palacios, quien otra vez le ganó a Insaurralde en un balonazo profundo. Para fortuna de los albos la pelota se iría desviada. Se acercaban los hispanos.

A los 65’ Gustavo Quinteros realizó los primeros cambios en Colo Colo, sacando a Branco Provoste y Esteban Paredes para dar ingreso a Juan Cruz con Nicolás Blandi. Había que darle más frescura al mediocampo y ataque albo.

Tres minutos más tarde volvería a pegar fuerte el cuadro hispano, con un golazo de Misael Davila, quien se sacó un tremendo remate cruzado al ángulo por la izquierda, dejando en nada el intento de Cortés por repeler el balón. Los de Fuentes lo daban vuelta, quedando 4-3 arriba en el marcador.

El golpe de gracia llegaría a los 76’, con Carlos Palacios sacando un remate que fue desviado por Rojas, descolocando a Cortés en el arco. Era el 5-3, justificado al ver que el equipo de Quinteros simplemente se vio sobrepasado durante toda la segunda mitad.

Gabriel Costa intentaría a los 81’ tras un buen pase de Suazo, rematando a la entrada del área un tiro que pasó cerca del palo derecho de Sánchez. A esa altura ya era más voluntad que otra en el Cacique.

Una derrota que desnudó una triste realidad en el Cacique: Apenas nos da para jugar un tiempo a máxima intensidad, quedando tremendamente limitados para los segundos tiempos. Gustavo Quinteros tiene mucho trabajo por hacer en este equipo que está hecho añicos física y futbolísticamente hablando. Hay mejora, sobre todo en ofensiva, pero la retaguardia da demasiadas licencias, tanto los jugadores de campo con el arco, algo imperdonable si se apunta a escalar posiciones para tomar algún puesto en copas internacionales. Así, como se vio en el segundo tiempo ante Unión Española, será imposible.