Colo Colo cayó ante O’Higgins en Rancagua y sumó su primera derrota en la era de Jorge Almirón. Los Albos, que pararon un equipo alternativo, no pudieron doblegar la férrea defensa Celeste y tampoco hicieron pie en la zona posterior, donde Fernando de Paul fue vital para evitar un marcador más abultado.

Pero no hay tiempo para lamentos. El Popular debe dar vuelta la página rápidamente y enfocarse en sus próximos desafíos. Godoy Cruz aparece nuevamente en el camino de los Albos y, posteriormente, el campeón del fútbol chileno llegará hasta el Monumental.

He ahí la importancia de esta semana para el técnico del Popular. Por primera vez en la temporada, se jugará uno de los objetivos trazados en su llegada y, además, vivirá su primer partido en el Estadio Monumental, nada más ni nada menos, que por Copa Libertadores. Huachipato también mete miedo al ser campeón chileno y hará debutar al Cacique en la Ruca por el Campeonato Nacional.

Esa fue una de las razones por la que Jorge Almirón decidió parar un equipo alternativo ante los rancagüinos. El DT sabe que se juega cosas importantes durante esta semana, ya que puede asegurar competición internacional durante el año o, simplemente, quedar fuera de todo.

La decisión de Jorge Almirón de parar un equipo alternativo en Colo Colo

No fueron pocos los que criticaron la decisión del entrenador de cambiar a todo el equipo. Es que muchos creen que, a esta altura de la temporada, no se justifica hacer tantos cambios. Sin embargo, la proximidad de los encuentros, hizo que Almirón tomara esa drástica resolución.

Así lo explicó en conferencia de prensa. Tras el cotejo, el estratega señaló que “tenemos pocos partidos en el cuerpo y a veces los equipos necesitan cuatro o cinco partidos. Hicimos un gran desgaste el jueves pasado, y el jueves en la noche terminamos muy tarde, regresamos (a Chile) como a las 5 de la mañana del viernes, tienes para descansar el sábado y juegas el domingo”.

Sabíamos que iba a ser muy físico el partido, y no quería correr el riesgo de sufrir alguna lesión. Los jugadores hicieron un buen partido, también necesitaba ver a los demás. Presentamos un buen equipo con jugadores jóvenes y de experiencia. Tenía plena confianza que el equipo iba a hacer un buen partido, que lo podíamos ganar y no pienso lo contrario viendo el resultado, pienso lo mismo que antes del partido”.

Así las cosas, el jueves será el día clave para ver si es que la apuesta resultó. De ganar el compromiso ante el Tomba, la derrota ante O’Higgins quedará en el olvido y le dará la razón a Almirón. Se inicia una semana clave en Colo Colo y las expectativas, como siempre, están al 100%.