Colo Colo vivio una semana de polémica como hace rato no se veían. Como si se tratara de 2017, en pleno apogeo de disputas entre el Bloque Mosa y el Bloque Vial, el propio Mosa y el presidente de Blanco y Negro, Alfredo Stöhwing, se enfrascaron en una disputa verbal producto del armado del plantel.

Para el colocolino acérrimo, se trató de una situación ya vivida y que incluso algunos podrían decir que se echaba de menos. La disputa de poder en Blanco y Negro se vuelve a hacer pública. Esta vez, en la previa de la más que segura elección de presidente que se realizará en abril.

Todo lo comenzó Anibal Mosa, quien apuntó contra la venta de Damián Pizarro. Para el ex presidente de Blanco y Negro, el canterano fue regalado a Italia y se mostró contrario a dejarlo ir tan rápido. Además, destacó que, si él y el Club Social no hacían las gestiones necesarias, Arturo Vidal no volvía al Cacique.

Se trata de una disputa de poder antigua en el Cacique y que tiene sus orígenes casi al inicio de la concesionaria, pero que terminaron de explotar en 2015, cuando Mosa llegó al poder del equipo. El empresario, que llegó en 2010, se convirtió en el máximo accionista en 2012 y desató una dura lucha.

“Colo Colo es de izquierda”

Luego en 2017 hubiese elección de directorio, el empresario señaló que “Colo Colo es de izquierda, yo soy de izquierda y Colo Colo debe ser administrado por el pueblo… Quiero que el presidente de Blanco y Negro sea un representante de la Corporación“.

Finalmente, eso no pasó. Mosa siguió en el poder bajo la promesa de que cedería el cargo a la Corporación en 2018. Pero el escenario había cambiado y finalmente terminó volviendo Gabriel Ruiz Tagle al poder. Un empresario con prontuario judicial y que, apoyado por Leonidas Vial, regresaba tras ser ministro del Deporte.

Pese a esos antecedentes, y a los reconocidos vínculos con la Garra Blanca de la primera década de los 2000, Ruiz Tagle estuvo un año como presidente. Su ciclo no duró demasiado, ya que Mosa inició un contraataque y en 2019 volvió al cetro.

Pero vendría la campaña del 2020. Aníbal Mosa fue muy criticado por ese año, en especial por acogerse a la Ley de Protección al Empleo, dejando sin salario al plantel. A partir de ahí el camarín se quebró y la campaña fue un martirio, llegando al duelo por no descender ante Universidad de Concepción.

Eso significó que Mosa saliera del poder. Esta vez, Vial y su bloque se alió con el Club Social. El presidente de la corporación, Edmundo Valladares llegó. Bajo su mandato el Cacique recuperó la competitividad, pero las disputas de poder volvieron al año siguiente. Valladares se restó de eso y llegó Stöhwing.

Con un perfil menos polémico, Alfredo Stöhwing llegaba bajo la promesa de dejar atrás las disputas con el Bloque Vial. Sin embargo, eso no ha sido así y esta semana volvió a quedar en claro que esas peleas de poder están lejos de quedar atrás.

¿Qué te parecieron las declaraciones de Anibal Mosa en contra de Alfredo Stöhwing?

¿Qué te parecieron las declaraciones de Anibal Mosa en contra de Alfredo Stöhwing?

YA VOTARON 0 PERSONAS