Colo Colo tendrá esta noche su esperado debut en la fase de grupo de la Copa Libertadores, frente a Cerro Porteño en el Estadio Monumental. Jorge Almirón tendrá casi a todo su plantel completo a disposición para el partido, a excepción de jugadores lesionados como por ejemplo Matías Moya.

A diferencia del último encuentro en el torneo, frente a Sportivo Trinidense por la vuelta de la fase previa 3, no tendrá bajas obligadas por suspensión. En esa oportunidad el futbolista que no pudo jugar en el Cacique fue Óscar Opazo, que acumuló tres tarjetas amarillas en la fase previa y en su lugar jugó Alan Saldivia como improvisado lateral derecho.

Pero que no hayan suspendidos por tarjetas amarillas no quiere decir que Colo Colo no deba cuidarse en este aspecto. Frente a Cerro Porteño esta noche habrá dos jugadores albos apercibidos: el delantero Carlos Palacios y el defensa Emiliano Amor, ambos con dos amonestaciones.

Si los jugadores reciben amarilla esta noche en el Monumental, llegarán a la tercera tarjeta y por ende deberán cumplir una fecha de sanción en el partido siguiente, el que sería frente a Fluminense en Río de Janeiro el próximo martes 9 de abril.

Los cuidados que debe tener Colo Colo con las tarjetas amarillas

Si Amor y Palacios reciben tarjeta amarilla en cualquiera de los compromisos de la fase de grupos, llegarán a la tercera y recibirán una fecha de sanción para el partido siguiente.

Erick Wiemberg, Esteban Pavez, Leonardo Gil y Maximiliano Falcón son los otros jugadores que tienen una sola amarilla en la Copa Libertadores, por lo que si son amonestados frente a Cerro Porteño o en una fecha posterior, quedarán apercibidos y con riesgo de suspensión si llegan a las tres en la misma fase de grupos.

¿Desde cuándo se borran las tarjetas amarillas en la Copa Libertadores?

La Conmebol detalla en el reglamento de la Copa Libertadores 2024 que las tarjetas amarillas acumuladas entre fase previa y fase de grupos corresponde a un partido de sanción si se poseen tres.

Pero también aclara que la acumulación no dura todo el torneo: “La acumulación de tarjetas amarillas hasta la fase de grupos (incluida la fase preliminar) queda sin efecto a partir del inicio de los octavos de final“. Es decir, si un jugador tiene una o dos amarillas en la fase de grupos, a partir de octavos de final se restablecerá y volverá a quedar en cero.

“No obstante, un jugador y/u oficial que, durante el último partido de la fase de grupos reciba una amonestación por acumulación que suponga su suspensión automática para el siguiente partido, deberá cumplir la suspensión en la fase de octavos de final”, agrega el reglamento.

Por último, señala que si un jugador acumula tres amarillas en las fases eliminatorias a partir de octavos de final, cumplirá la sanción al partido posterior ya sea en cuartos de final, semifinal o final.