La selección chilena disputó su segundo encuentro en la era Eduardo Berizzo. Con el objetivo de comenzar un nuevo proceso, a la espera de la decisión de la FIFA sobre el caso Byron Castillo, midió fuerzan ante Túnez por la Copa Kirin. 

Las bajas de Esteban Pavez, Pablo Parra, Marcelino Núñez y Gonzalo Tapia obligaron a Berizzo a realizar modificaciones.  De esta manera, el equipo que comenzó jugando fue con: Zacarías López; Jeyson Rojas, Francisco Sierralta, Paulo Díaz y Eugenio Mena; Pablo Galdames, Gary Medel, Felipe Méndez; Joaquín Montecinos, Ronnie Fernández y Ben Brereton.

En un primer tiempo complejo donde a La Roja le costó generar fútbol, la ausencia de Marcelino Núñez y la falta de un creador se hizo sentir, Ali Abdi adelantó en el marcador al seleccionado tunecino. 

En la segunda etapa el equipo de todos realizó varias modificaciones sin poder alcanzar la igualdad: Tomás Alarcón reemplazó a Gary Medel; Jean Meneses a Ben Brereton; Diego Valencia ingresó por el lesionado Jean Meneses; Nayel Mehssatou por Jeyson Rojas y Dario Osorio por Joaquín Montecinos. 

Issam Jebali aumentó la diferencia a los 89 minutos, mientras que en los descuentos Diego Valencia falló un lanzamiento penal que pudo ser el descuento para Chile.