Colo Colo se sacó los fantasmas en el mejor momento posible y mostró todo el fútbol extraviado en este inicio de temporada 2022, apabullando a Universidad de Chile en la edición 191 del superclásico y goleando por 4-1 en el Estadio Monumental en esta fecha 5 del Campeonato Nacional.

La primera clara del partido llegó a los 3’ para la U, con un pelotazo que encontró a Osorio y que terminó en un peligroso centro que sacó con lo justo Esteban Pavez al tiro de esquina. El duelo empezaba con intensidad en la cancha David Arellano, con los azules parándose en campo del Cacique con bastante personalidad.

Los albos respondieron a los 8’ con un balón en profundidad que casi aprovecha Costa para sacarse a Hernán Galindez y con un remate de Solari que fue rechazado por la defensa. Interesante partido, pero lo mejor estaba por venir.

Nueve minutos en el reloj y Gabriel Suazo toma el balón tras un rechazo azul. El capitán albo sacó un centro que fue tocado por Bastián Tapia, quien desvió la pelota lo suficiente para descolocar a Galindez y mandarla a su propio arco. Autogol y el 1-0 para Colo Colo en el marcador.

El Cacique se desató tras abrir la cuenta y llegó rápidamente al 2-0 a los 12’ tras un centro de Pablo Solari que pegó en el palo y que en el rebote encontró a un Gabriel Costa que la mandó a guardar. Galindez se esforzó y la alcanzó a rechazar, pero la pelota ya había pasado la línea. 2-0, pero la fiesta iba a seguir.

El reloj marcaba 15’ y la U era un flan en defensa, situación que aprovechó Esteban Pavez para sacar al interior del área un remate colocadísimo que se fue al fondo del arco. 3-0 en el primer cuarto de hora de juego y se desataba el carnaval en el Monumental.

Tras cartón Emiliano Amor cometió un torpe penal al bajar a Ronnie Fernández al interior del área. Cristian Palacios se paró frente a la pelota y sacó un remate que encontró las solidas manos de Brayan Cortés. Lamentablemente el portero no tenía uno de sus pies en la línea, lo que hizo que el cobro se repitiera. De forma increíble Palacios volvió a fallar, lanzando su disparo directo a su palo derecho. Seguía el 3-0 en el marcador.

Colo Colo reaccionó y a los 25’ casi cae otro gol por medio de Juan Martín Lucero, quien con un cabezazo mandó cerca la pelota tras un tiro de esquina de Leonardo Gil.  El propio Colo Gil tuvo su tanto a los 33’ luego de un buen centro de Óscar Opazo por la derecha que conectó sin mucha dirección con la cabeza. El Cacique presionaba y buscaba estirar todavía más la ventaja en su cancha.

La U respondió a los 40’ con un remate de distancia de Junior Fernandes que mandó a mano cambiada Brayan Cortés al tiro de esquina. Tras cartón un cabezazo de Ronnie Fernández pegó justo en el palo izquierdo del portero colocolino, siendo una de las más claras del rival en el primer tiempo.

Antes del final del primer tiempo el Cacique tuvo el 4-0 por medio de Maximiliano Falcón, quien sacó un cabezazo que pegó en el palo derecho de Galindez, ahogando así un nuevo grito de gol albo. Finalmente, con el 3-0 en el marcador, nos íbamos al descanso.

MASACRE ALBA

La segunda mitad tuvo nuevamente al Cacique controlando la pelota y las principales acciones del juego. A los 53’ el argentino Lucero rosó la gloria al recibir una asistencia de Suazo y anotando lo que parecía el 4-0. Lamentablemente el delantero picó antes de tiempo y la jugada fue anulada por posición fuera de juego.

El propio Lucero tuvo su revancha, pero vistiéndose de habilitador, ya que el argentino recibió solo y asistió de la mejor manera posible a Gabriel Costa, quien con el arco a merced anotó su doblete y el 4-0 en el marcador. Ya era goleada en el Monumental.

A los 64’ llegó el primer cambio por parte de Gustavo Quinteros, quien mandó a la cancha a Jeyson Rojas por Óscar Opazo. Colo Colo sumaba piernas frescas en defensa y minutos Sub21 en el torneo.

La U encontraría el descuento a los 70’ desde el punto penal (¿falta de Suazo sobre Ronnie Fernández?) tras el lanzamiento de Cristian Palacios, quien en su tercer disparo de la tarde pudo batir a Brayan Cortés. Era el 4-1 en el marcador.

Tras el tanto azul llegaron dos cambios más en el Cacique con el ingreso de Marcos Bolados y Matías Zaldivia por Pablo Solari y Leonardo Gil respectivamente. Con esto los albos pasaban a línea de tres en defensa en el último cuarto de hora de juego.

A los 81’ dos cambios más metió Quinteros al dar ingreso a Christian Santos y Carlo Villanueva por Juan Martín Lucero y Gabriel Costa. 

El marcador no se movió más y el 4-1 cerró una tarde brillante en nuestra casa. Triunfo y goleada necesaria para renovar energías tras un inicio de temporada algo irregular. Este equipo juega cuando se lo propone y, por lo visto hoy, parece que recuperó la memoria. Es de esperar que esto sea solo el comienzo de una mejor cara para Colo Colo pensando en el futuro. De nada servirá esta victoria si no se sostiene en el tiempo ante equipos que, en el papel, son más accesibles. Este es el camino.