Durante esta jornada, Leonardo Valencia, quien hace pocos días rescindió su contrato con Colo Colo para ir a Deportes La Serena, recibió una condena por las acusaciones de violencia intrafamiliar en contra de su ex pareja, Valeria Pérez.

Según detalló el diario The Clinic, tras varios meses de investigación, el jugador reconoció los maltratos físicos y psicológicos a la madre de sus hijos: "En un procedimiento simplificado, que contó con la admisión de responsabilidad de Valencia, se condenó al jugador a una pena de 61 días de presidio menor en su grado mínimo".

De todos modos, el ex Colo Colo evitó cumplir con la pena de prisión efectiva, luego de que su defensa lograra sustituirla con una sanción menor, por lo que quedará con prohibición de acercarse a la víctima por un plazo de dos años.

Además, se decretó que Valencia deberá asistir a firmar a un Centro de Reinserción Social de Gendarmería de La Serena por un período de un año completo.

De esta manera, termina un extenuante proceso que comenzó hace un año y medio, luego de que Valeria Pérez revelara en sus redes sociales los maltratos sufridos a manos del atacante con varios registros de audio, vídeo y pantallazos para apoyar su denuncia.

Un día llegó con una pistola a la casa y me la puso en la cabeza. Me quería matar, mi hijo le gritó que no, ahí él bajó la pistola. Eso no lo denuncié, porque tenía miedo de que me fuera a matar", fue sólo parte del estremecedor relato de su ex pareja.