Sin brillar y con Arturo Vidal titular, el Inter de Milán consiguió un revitalizador y merecido triunfo contra el Genoa, tras vivir una semana complicada con la derrota en el clásico ante el AC Milan y el empate como local con el Borussia Mönchengladbach en su estreno por la UEFA Champions League.

En el primer tiempo, los nerazzurros intentaron tomar la iniciativa y con el King muy activo desde el arranque, quien incluso tuvo un remate de zurda que fue rechazado por el meta Mattia Perin.

Pero también estuvo muy participativo en las acciones ofensivas de los lombardos, incluyendo una asistencia a Danilo D’ Ambrosio o una jugada que inició que no pudo ser aprovechada por Lautaro Martínez.

En el complemento, la tónica se mantuvo, con un Inter que aunque quería tomar las riedas del partido, no mostró mucha claridad, pero siguió teniendo a un Vidal sólido al medio, aunque muy contenido en labores defensivas. 

Cuando el partido era más opaco, Lukaku recibió una precisa habilitación de Nicolò Barella, enganchó a su marcador y definió con un zurdazo que dejó sin opciones a Perin a los 64 minutos.

El belga tuvo su doblete, pero estaba en fuera de juego. Los lombardos se aproximaron más hacia el arco rival y encontraron su premio mediante un cabezazo de Danilo D' Ambrosio, quien recibió el pivoteo de Andrea Ranocchia.

Arturo Vidal dejó la cancha a los 80' por Radja Nainggolan, dejando buenas sensaciones en su rendimiento. En tanto, Alexis Sánchez no fue considerado para este cotejo por lesión.

Con este triunfo, Inter de Milán escala hasta la tercera posición de la Serie A y queda a dos puntos del puntero, AC Milan, que aún tiene un partido menos.