Las últimas horas en torno al caso Byron David Castillo y la selección chilena está decantando a favor de la Roja en esta pasada, esto luego de una investigación que determinó que el mencionado jugador se trata de Byron David Castillo, persona colombiana y no ecuatoriana que tiene en veremos la participación del Tri en el Mundial de Qatar 2022

Esta situación abre una ventana para que la selección chilena diga presente en la próxima cita planetaria por secretaria, dando un verdadero batacazo a nivel mundial solo meses del inicio de la competencia en el país asiático.

Pero… ¿qué es lo que viene ahora? Lo primero es apurarse, porque el reloj corre. Quedan menos de 200 días para el comienzo del Mundial de Qatar y la pregunta que cae de cajón es de si el Comité Disciplinario de la FIFA alcanzará a dictar un veredicto que beneficio al equipo de todos.

Eduardo Carlezzo, el abogado contratado por la federación chilena, afirmó a CNN Chile que es importante que “la FIFA actúe de manera rápida, tomando en cuenta de que el Mundial está por empezar. Creo que tenemos tiempo para llegar a las conclusiones y fallos, y que se determine si existen irregularidades, por la necesidad de dar una solución, sea cual sea”.

Por si parte José David Jiménez, jurista defensor del fútbol ecuatoriano en esta pasada, sostiene que “veo muy difícil que llegue a prosperar esa denuncia en contra de Ecuador, en término de una resta de puntos. Con la experiencia y la jurisprudencia del TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) es muy difícil que eso suceda”.

Increíblemente el partido entre Brasil y Argentina que todavía no se juega podría beneficiar a la selección chilena en esta pasada, ya que ese duelo suspendido de manera escandalosa por motivos sanitarios mantiene inconclusas las Eliminatorias Sudamericanas.

Finamente por orden de la FIFA ese encuentro debe jugarse el próximo 22 de septiembre, menos de dos meses antes del inicio del Mundial de Qatar 2022 y dejando en la Confederación Brasileña de Fútbol la oficialización de la sede y pormenores antes del próximo 22 de junio.

De momento solo queda esperar la decisión que tome el ente rector del fútbol mundial en esta pasada y que “beneficio” podría traer para la Roja. Lo único cierto es que las eliminatorias, independiente de ese partido entre Brasil y Argentina, se siguen jugando en Sudamérica.