Esta noche Colo Colo enfrenta a Godoy Cruz en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, por la ida de la llave de fase previa de Copa Libertadores. Cerca de 20 mil hinchas albos se esperan en el recinto para alentar al equipo de Jorge Almirón en su debut en el plano internacional.

Muchos colocolinos realizaron enormes esfuerzos para cruzar la cordillera para acompañar al Cacique en Argentina. Pero hay uno que dedicó una semana entera para realizar un tremendo sacrificio por el elenco popular, tanto económico como físico, y sabiendo también los riesgos del viaje.

Gabriel Tiznado viajó desde Santiago hasta Mendoza, pero junto a un grupo de amigos lo hizo nada más y nada menos que en bicicleta. El hincha albo mostraba su viaje en redes sociales, pero tras cumplir la meta en la ciudad trasandina, tuvo una entrevista con DaleAlbo en la previa del duelo ante Godoy Cruz.

“Soy colocolino de toda mi vida, parte del Circo Jozic que es el circo social donde trabajamos para Colo Colo, y también saco fotos para la barra. He dedicado mi vida a Colo Colo, y quise hacer una nueva aventura de cruzar la cordillera en bicicleta y llegar al partido acá en Mendoza“, comienza Gabriel junto a su bicicleta en la ciudad argentina.

El enorme sacrificio para cruzar la cordillera de Los Andes en bicicleta

Además de seguir a Colo Colo en su debut en Copa Libertadores, la idea nace por una superación personal, ya que confiesa que regularmente viaja en bicicleta hasta el Cajón del Maipo, pero siempre quiso ir mas allá de la cordillera. Y por la cercanía de Mendoza con Chile, surgió la oportunidad: “Dije es ahora o nunca hacer ese viaje”.

¿Cuánto te demoraste?

—Yo partí el martes pasado desde La Florida, y llegué el lunes a Mendoza. Primero viajamos de Santiago a Los Andes, y en Colina mi amigo pinchó la rueda y tuvimos que parcharla, perdimos como tres horas ahí. Compramos un bombín que salió malo también, no agarraba el pituto de las ruedas. Ahí tuvimos que comprar otro mejor en Los Andes y dijimos ‘lo barato cuesta caro’, pero hay que prepararse bien.

¿Cómo se portó la bicicleta en el viaje?

—Mi bici tiene muchas batallas, la parrilla se portó mal porque subiendo Los Libertadores se me rompieron dos fierros, y tuve que amarrarla, por lo que perdimos harto rato en una tarde. En una mochila adelante traíamos comida y agua con mis amigos, y atrás todas las cosas de ropa para la carpa y para abrigarnos. Siempre nos preparamos bien, aunque desde Uspallata a Potrerillos pensaba que había agua de vertiente para tomar y no había nada, el río de Mendoza venía con mucho sedimento entonces ahí tuvimos falta de agua. En el embalse Potrerillos lo empecé a pasar mal con el calor, y decía ‘estoy chato, quiero puro llegar’.

¿En ese momento no pensaste en hacer dedo?

—Eso lo hicimos un rato en Los Andes, porque en Caracoles la cuesta estaba muy peligrosa, ya que cuando andas en bici pasan muchos camiones y con el viento te mueven al lado, y abajo hay precipicio. Por seguridad hicimos dedo y un camionero mendocino nos llevó en la cuesta Caracoles, y después seguimos (en bicicleta).

Colo Colo, el gran motivo para cruzar un país en bicicleta

Gabriel Tiznado confiesa que gracias a los malabares reúne dinero para viajar regularmente y ver a Colo Colo en regiones de Chile o en otros países, ya que su gran motivación es ver al Cacique, donde sea que juegue. Incluso, ya está en su mente viajar en bicicleta a Paraguay, en caso que los Albos avancen de ronda y se topen con Sportivo Trinidense de Paraguay, que juega su respectiva llave ante El Nacional de Ecuador.

¿Ahora la vuelta a Chile será en bicicleta?

—Depende, estaba pensando si jugábamos en Paraguay seguir si se dan los resultados, pero hay que ir viendo. No sé si la haga toda en bici (retorno a Chile) porque la motivación de vuelta no es la misma, quizás un poquito para subir a la frontera y de ahí uno se tira a la bajada (…) Si vamos a jugar en Ecuador, me tengo que devolver rápido a Chile para tomar un vuelo y llegar al partido, pero si jugamos en Paraguay es más accesible para llegar bicicleta, aunque igual creo que habría que hacer dedo porque son 1.500 kilómetros para hacer en una semana, y no sé si uno llega y la idea no es matarse.

Tras tu sacrificado viaje, ¿qué mensaje le dejarías a los jugadores?

—Que sientan al hincha colocolino que deja la vida por ellos, yo hago mi arte y viajo literalmente a todos lados a ver a Colo Colo. Cuando nos vean afuera salgan a saludar, y cuando viajamos internacionalmente despídanse siempre porque hacemos mucho por ellos y sólo queremos verlos ganar y ver a Colo Colo que es lo que nos llena, esa es mi vida. Yo aprendí a hacer malabares para seguir a Colo Colo, porque quería saber algo para siempre seguir a Colo Colo, y haciendo malabares hago mi plata y acompaño a Colo Colo a todos lados.