Más de 30 mil personas pagaron precios elevados para conseguir una entrada y así asistir este domingo al Estadio Nacional, donde se jugó el primer partido oficial de Colo Colo en la temporada. Huachipato fue el rival de los Albos por la Supercopa, el primer título oficial del año.

El Popular se puso tempranamente en ventaja 2-0 en el primer tiempo con goles de Carlos Palacios y Arturo Vidal, ante un elenco acerero que llegó muy pocas veces con peligro al arco de Brayan Cortés. Pero por incidentes en el entretiempo y en casi todo el segundo tiempo en la galería norte, las autoridades decidieron suspender el encuentro al minuto 80.

Barristas apostados en la pista de recortan luego de enfrentarse a Carabineros fue el motivo por el que no se pudo terminar el encuentro, pero lo triste ocurrió cuando el partido ya estaba suspendido, ya que quemaron el costado del memorial para los detenidos en la dictadura militar.

No se decretó a Colo Colo como ganador del partido ni menos como campeón de la Supercopa. Ahora resta saber cómo se definirá el encuentro, y para ello, desde Blanco y Negro tienen una clara postura.

La postura de Colo Colo sobre la Supercopa suspendida

En la zona mixta del coloso de Ñuñoa, el gerente deportivo Daniel Morón condenó lo ocurrido: “Deplorable la situación que hemos vivido. Creemos que esto no es lo que representa a nuestro club o lo que queda de nuestro club, pero también estamos abiertos a que este partido pueda continuar“.

Marcó la postura del Cacique de jugar lo que queda de partido en una reprogramación: “Los hechos de violencia no lo justificamos de ninguna manera, pero tampoco podemos pensar de que por un hecho de violencia se tiene que dejar de jugar el fútbol. Sería una pésima señal dar por terminado el partido porque eso significaría que el día de mañana cualquiera de los equipos que va ganando vuelva nuevamente a cometer un desmán para tener el objetivo de los puntos“.

“La postura de Huachipato es similar, ellos entienden que sería una pésima señal dar por terminado el partido porque eso significaría que la violencia nos está ganado”, agregó sobre la señal que desean dar como clubes, más allá del resultado del encuentro o del título que está en juego.

“Todos los jugadores están muy molestos, incluido los del equipo rival estaban con el afán de querer que continuara esto faltando 12 minutos. Creo que si se hubiese terminado en el entretiempo creo que se hubiese justificado más, no cuando faltaban 12 minutos donde creo que hubiese sido prudente terminarlo (y no suspenderlo)”, añadió.

La fecha en que se resolverá la suspendida Supercopa

Daniel Morón finalizó su diálogo con los medios sobre la junta que tendrá la ANFP para resolver qué pasará con este partido y con el título de la Supercopa:

“Hemos estado en reunión con la gente de la ANFP y con el presidente de Huachipato. Mañana (lunes) tienen reunión de directorio y seguramente se tomará una decisión ahí, pero por parte de los dos clubes es una pésima señal que demos por terminado el partido”, finalizó.