Una maravillosa mañana tuvo el pueblo albo gracias al agónico triunfo de Colo Colo sobre Cerro Porteño, lo que le permitió al Cacique obtener los tres puntos como local en la primera fecha del grupo A de la Copa Libertadores.

El plantel albo, especialmente Arturo Vidal tuvo un alocado festejo tras el gol de Lucas Cepeda en el último minuto, que les permitió ganar por la cuenta mínima. Pero un día después, el duelo debe quedar en el pasado ya que en las próximas 48 horas el Popular debe visitar a Ñublense de Chillán, por la fecha 7 del Campeonato Nacional.

Jorge Almirón, entrenador de Colo Colo, realizó una planificación en el receso pensando en la seguidilla de partidos en este mes de abril. Y como hay poco tiempo para preparar el partido frente a los dirigidos por Mario Salas, destinó este jueves para el trabajo regenerativo con los jugadores que sumaron minutos frente a Cerro Porteño.

La mañana del viernes será clave para preparar la oncena titular que enfrentará a Ñublense en Chillán, y por la tarde el Cacique viajará rumbo a la región del Ñuble para pasar la noche allá. Un día después enfrentará a los Diablos Rojos el sábado 6 de abril a las 15:00 horas en el estadio Nelson Oyarzún Arenas, sin hinchada colocolina en la tribuna.

El viaje de Colo Colo a Brasil para enfrentar a Fluminense

Si el partido frente a Cerro Porteño fue desgastante en cuanto a lo físico y lo mental, lo será mucho más el próximo duelo del Cacique en Copa Libertadores: como visitante frente a Fluminense, el actual campeón del torneo.

El mítico Estadio Maracaná de Río de Janeiro albergará el partido de los Albos en Brasil, donde la concentración y el no cometer errores en defensa será clave para sacarle puntos al Flu en su casa, y por qué no, soñar con volver a ganar en ese recinto tal como ocurrió en 1973 frente a Botafogo.

Será el domingo 7 de abril cuando la delegación colocolina se dirija al Aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago para viajar a Río de Janeiro, y descansar en la ciudad brasileña esa noche.

El lunes va a ser un día importante para preparar la oncena que jugará frente a Fluminense, así como adecuarse a la humedad que bordea el 80% en la ciudad carioca. El esperado partido, que sí contará con la presencia de hinchas albos en las tribunas, se jugará el martes 9 de abril a las 20:00 horas de Chile.