Nicolás Córdova brindó su última conferencia de prensa post derrota de la selección chilena por 1-0 ante Ecuador en la ciudad de Quito. Pese a eso, las sensaciones futbolísticas que dejó el ex Colo Colo fueron buenas.

Ante eso, el entrenador habló de lo que fue el partido y se mostró conforme por la actitud de sus jugadores. “Con el correr del partido el equipo fue ganando en personalidad. Lamentablemente nos llevamos esta derrota, en el fútbol no hay merecimientos. El que hace los goles es el que se lleva los puntos. Ecuador hizo la que tuvo. Y nosotros las que tuvimos claras no las metimos. Tengo un sabor amargo, creo que podríamos habernos llevado algo más”, explicó.

Por otro lado, puso una tarea a los juveniles de la actualidad. “Veo a Ecuador como a nosotros en 2007, 2008 o 2010: cuando nuestros jugadores fueron a los equipos más importantes. Ojalá que nuestros jóvenes lleguen al nivel de los suyos”, detalló.

Cabe recordar que Nicolás Córdova rompió una racha de 18 años en la banca nacional sin entrenadores chilenos. El último en dirigidir fue Juvenal Olmos el año 2005.

El recado de Nicolás Córdova a Eduardo Berizzo y ANFP

Al ser consultado por una posible continuidad en el cargo, el entrenador fue claro. “Agradezco el apoyo de los jugadores, pero la verdad eso es algo que tiene que ver la federación. Estoy a disposición. Vine a hacer el proyecto de las selecciones juveniles, que me tiene muy feliz y entusiasmado. Estábamos preparando la lista para la Sub 20 el jueves. Tenemos un viaje a Paraguay en dos semanas más. Y el viernes estaba entrenando a la selección mayor”, explicó.

Además agregó que, “soy funcionario de la federación. Mi objetivo acá fue venir a hacer un proyecto de las selecciones juveniles. Estamos muy contentos con la puesta en marcha. Tuvimos una acogida maravillosa de los clubes. Hay que darle continuidad a eso. Lo que decida la federación no es asunto mío y tampoco me pronunciaré a si me gustaría o no. En ningún momento de mi corta carrera me candidateé a ningún puesto y esta no será la excepción”.

También aprovechó de hablar de la decisión de Eduardo Berizzo. “Esto fue algo circunstancial, lamentablemente fue una situación que generalmente no se da: los técnicos se van después o antes de una fecha FIFA, no entremedio. Trabajando en la selección y siendo uno de los pocos entrenadores que estaba a disposición, tomé este corto desafío de la mejor manera, con mucha responsabilidad”, aclaró.

Además agregó que, “tratamos de preparar el partido de la mejor forma, espero que lo que decida la federación sea lo mejor para el fútbol chileno. Creo que tenemos mucha materia prima. Debemos generar un proceso a largo plazo para producir jugadores de nivel. Los chicos compitieron a un nivel muy alto, pero los mejores jugadores de Ecuador hoy son de nivel mundial”.

Para poner punto final al tema, el ex Colo Colo aclaró la situación. “No ha cambiado absolutamente nada en mi manera de trabajar. Esto fue un paréntesis. Todo lo que venga después no depende de mí, sí de las personas que toman las decisiones. Ojalá se tome la mejor por el bien de nuestro país”, sentenció.