A comienzos de año, Martín Rodríguez retornó a Colo Colo y fue su refuerzo estrella para esta campaña, lo que provocó la ilusión de los hinchas teniendo en cuenta el gran nivel que mostró en la liga mexicana.

El delantero de 27 años tuvo un gran inicio de temporada y era titular indiscutido en las oncenas de Gustavo Quinteros, siendo fundamental en el buen arranque de año que tuvo el Cacique aportando con dos goles y dos asistencias.

El buen nivel mostrado por el Tin no pasó desapercibido y el Altay Spor pagó su baja cláusula de salida para llevárselo al fútbol turco. En una operación que dejó alrededor de 200 mil dólares en las arcas del Popular.

Sin embargo, en su primera vez en el fútbol europeo el extremo vive un complicado momento. Esto debido a que el entrenador de su escuadra no lo ha tomado en cuenta en los últimos ocho partidos.

La última vez que vio acción fue el pasado 17 de septiembre, en donde disputó 78’ minutos en la victoria por 2 a 1 de su equipo ante el Göztepe. Tras eso, una lesión provocó que desapareciera de las citaciones.

A tal punto, que recién este domingo 21 de noviembre volvió a ser considerado en las nóminas. Sin embargo, tuvo que ver la derrota de su equipo ante el Adan Demirspor desde la banca de suplentes.

De esta manera, desde su llegada al elenco turco, el exjugador de Colo Colo suma cinco partidos disputados y registra tan solo un gol, que fue mediante tiro libre en la fecha 2 ante el Alanyaspor.

¿Fue buena decisión partir del Monumental?

Debe ser la pregunta que también se hace Martín Rodríguez. Si bien fue pieza clave en el arranque de temporada de un Colo Colo que está peleando el título, decidió partir a un elenco recién ascendido, donde no es considerado y que mira de reojo el descenso.

Además, su partida al viejo continente ni siquiera le sirvió para ser considerado como alternativa en la selección chilena, más aún teniendo en cuenta que en aquella posición las variantes no sobran en la Roja.