El Cacique se metió de lleno en la pelea de su grupo en la Libertadores 2020.
Colo Colo Copa Libertadores

Colo Colo Uno a Uno: Es posible ser mejores

Colo Colo mostró su mejor cara en lo que va del regreso del fútbol en este duelo ante Peñarol, dejando en claro que en que con estos jugadores se puede dar una imagen más digna en comparación a lo visto en semanas anteriores. Este es el camino a seguir para el futuro, un mensaje que deben captar el plantel y el cuerpo técnico de Gualberto Jara.

escrito por
Patricio Echagüe

El Cacique se metió de lleno en la pelea de su grupo en la Libertadores 2020.

El Cacique se metió de lleno en la pelea de su grupo en la Libertadores 2020. (Foto: Getty Images)

Brayan Cortés: Tuvo una salida en falso ante un peligroso cabezazo de Formiliano en el primer tiempo. Después se complicó con un centro que dejó picando en el área que pudo terminar en el 1-0. Mala fortuna en el tanto de Peñarol ya que chocó con Campos cuando quiso ir a buscar la pelota. Era un ingrato partido hasta que sacó con un tapadón un remate a quema ropa de Torres que era el 2-2 en el marcador. Un triunfo que sirve para lavar su imagen. Ahora queda en sus manos mantenerlo ante un atento Miguel Pinto como suplente.

Felipe Campos: Vio una amarilla tarjeta amarilla en los primeros minutos que pudo controlar de la mejor forma en el resto del partido. Fue uno de los que más sufrió en el gol de Peñarol, ya que impidió que Cortés se quedará con el balón en sus manos. En la segunda mitad estuvo aplicado en su banda, donde logró controlar al peligroso Facundo Torres. De los mejores del equipo.

Julio Barroso: Otro más de los apuntados en el gol de Peñarol, ya que fue parte importante en el desorden que se vio en defensa. Se afirmó en la segunda mitad, siendo pieza importante en la tarea de mantener a raya los ataques de Peñarol.

Juan Manuel Insaurralde: Sacó de forma muy justa una pelota de los pies Pellistri que pudo terminar en penal si iba con un poco más de fuerza. Tropezó de muy mala forma en la jugada que inició todo en el 1-0 de Peñarol. A pesar de eso logró levantarse y sacar la experiencia para dar seguridad en el fondo cuando más se necesitaba.

Colo Colo 2-1 Peñarol | Copa Libertadores 2020.
El abrazo de la defensa dice mucho. Un partido trabajado que por fin pudo terminar en un triunfo. | Foto: Getty Images.

Óscar Opazo: Llegó tarde al auxilio de Insaurralde cuando este tropezó en el inicio de la jugada del 1-0 de Peñarol, siendo que era su banda. Logró terminar de cuajar un buen partido por la izquierda a perfil cambiado, un puesto donde tendrá que acostumbrarse ante el buen nivel de Campos en la derecha.

Carlos Carmona: Terans se lo llevó en velocidad desde la mitad de cancha en uno de los primeros acercamientos de Peñarol, dejando en claro iba a tener un duro partido. No marca presencia en el mediocampo ni quitando ni haciendo jugar al resto. Su cambio en el entretiempo dice mucho, sobre todo en la planificación a futuro en el equipo. Se ve difícil que vuelva a tomar una camiseta de titular tras su pobre cometido en este regreso del fútbol.

César Fuentes: De las figuras del equipo. Demuestra confianza y buen timing para cortes precisos en el mediocampo. Da la sensación de que le terminó de ganar el gallito a Carmona, ya que está claro que no pueden jugar los dos. El tema será ver quien lo acompaña, porque debe jugar siempre.

Gabriel Suazo: El partido de la revancha. Lo sufrió en los primeros duelos jugando como lateral por la izquierda. Lo pusieron en su puesto ante La Calera y logró mejorar. Hoy nuevamente tuvo su oportunidad y no la desaprovechó. Clave en el gol del empate, porque fue el que comenzó todo en campo propio y llegó a definir como el mejor de los delanteros. Hace unos días habló de dar la cara en este equipo y hoy lo hizo con todas sus letras. Partidazo el que se mandó Gabi.

Marcos Bolados: Algo intentó en el primer tiempo por la derecha con su velocidad y sacando uno que otro centro que terminó en tiro de esquina, algo que ayudó a ubicar, aunque sea por unos pocos minutos, al equipo en campo de Peñarol. En los segundos 45 minutos se desató, demostrando porque es uno de los mejores hombres que tiene este equipo hoy en día. Clave en el gol del empate al habilitar a Mouche y fue el que recibió la falta en el penal que cambió gol Esteban. Otro que cumplió un buen partido.

Esteban Paredes: Histórico, líder, goleador, leyenda, ídolo… Faltan palabras para describir lo que está representando Esteban en estas semanas complicadas. Siempre se puede pensar en un futuro mejor con él en la cancha. Con 40 años terminó muerto de tanto correr, de tanto meter a una defensa dura como lo era esta uruguaya. Poco importó. Jugó mucho de espalda al arco en el primer tiempo y siempre buscó descargar, tocarla limpia a un compañero. Se la devolvió de pecho con clase a Suazo en el inicio del empate y tuvo esa frialdad que solo lo da su edad en el penal. Titular siempre, como sea y con los años que sea. Es el líder que tiene este equipo. Lo sentimos Esteban, en tus últimos meses de carrera la esperanza está en tus pies. No debería ser así, pero ahora más que nunca Colo Colo te necesita.

Pablo Mouche: Perdido en el primer tiempo, pero una de las figuras en el segundo. Se entendió bien con Bolados y hasta casi emulan la jugada del 1-0 en el partido ante Paranaense de hace tantos meses cuando comenzaba la segunda mitad. Ha demostrado ser “copero” para este equipo y eso siempre se agradece.

Leonardo Valencia: El que cambió la historia para el segundo tiempo. Su ingreso significó dar algo de conexión en el mediocampo, inexistente en el primer tiempo con tres atacando y siete defendiendo. Una de las figuras del partido.

Brayan Vejar: Ingresó en los minutos finales por un agotado Marcos Bolados. Intentó por la banda y ayudó a mantener la pelota en campo de Peñarol cuando más se necesitaba.

Esa frialdad que solo dan los años. | Foto: Getty Images.

Javier Parraguez: Reemplazó a Paredes sobre el final y hasta casi se encontró con el gol de la tranquilidad en tiempo adicional, pero definió mal y sucumbió ante el achique del portero.

Ronald de la Fuente: Ingresó por Mouche cuando solo servía defender, aportando de buena forma en esa faceta en los descuentos.

Gualberto Jara: Apostó sacrificar el mediocampo en el inicio del partido y le salió pésimo. El equipo no se encontró y Peñarol, con muy poco y siendo bastante limitado, le ganó en todas las facetas posibles. El cambio de Valencia iniciando la segunda mitad marcó un antes y un después en el equipo, encontrando por fin algo de fútbol que tanto se echaba de menos en este regreso a la actividad. Supo manejarlo tras el 2-1 y sacó adelante un partido bravísimo. Pensar en que este puede ser el despegue es algo iluso, pero no cabe duda de que lo de hoy es la muestra clara de que se es posible ser mejor. Los jugadores están y el tiempo de trabajo para lo que viene también.

Temas

Comentarios


Lee También

¿Quién es gran culpable del mal momento de Colo Colo?

Dirigentes
Jugadores
Cuerpo técnico
;