Este viernes Colo Colo conocerá a sus rivales en fase de grupos de Copa Libertadores, ya que por fin se realizará el sorteo del máximo torneo continental de clubes de Sudamérica. Los albos vuelven a esta instancia tras ausentarse el 2021.

Los 32 equipos clasificados para esta instancia estarán separados en 4 bombos de 8 elencos cada uno. Hay 8 clubes brasileños, 6 argentinos, 3 paraguayos, 3 bolivianos, 2 uruguayos, 2 ecuatorianos, 2 peruanos, 2 venezolanos, 2 colombianos y 2 chilenos. No pueden repetirse elencos de un mismo país, salvo que sea uno que venga de las rondas previas.

La previa fue analizada por Ricardo Dabrowski, ex campeón de América con el Cacique, quien en conversación con DaleAlbo sostiene que no habrá rivales accesibles, más allá del prestigio de algún equipo.

El tema de la Copa Libertadores es una incógnita porque de repente en los sorteos puedes salir favorecido, supongamos, que te toquen equipos que en el papel son más débiles y por esas cosas no te puedes imponer futbolísticamente, te pueden dar una medida de que no estás preparado. Al revés, por ahí te tocan equipos importantes y uno siempre queda en la duda. La Copa Libertadores es independiente de los rivales que tocan, no hay rival fácil o rival imposible”, analizó.

En ese sentido, comentó que los dirigidos por Gustavo Quinteros siempre deberán tomar la iniciativa en los partidos, más allá del rival que tenga en frente. “Un equipo como Colo Colo no puede especular que rival le toca, lo que le toca tiene que afrontarlo, medirse y una vez que finalice la fase de grupos se hace una evaluación de cuál fue el rendimiento del equipo, si clasificó o no clasificó, cuál fue el nivel futbolístico en comparación con el resto de los equipos. Yo creo que esa es la manera”, agregó.

Asimismo, evitó hacer un diagnóstico de las opciones del Cacique en el torneo: “no hay una previa para especular ojalá nos toque tal rival. Antes se decía, ‘ojalá nos toque primero de visitante que de local’ y estadísticamente, últimamente, eso se ha roto. Los equipos logran más puntajes, en los torneos internacionales, de visitante que de local porque la presión para muchos equipos resulta contraproducente”, completó.