Colo Colo tenía una fiesta preparada y no defraudó a los 37 mil hinchas que llegaron al Estadio Monumental, quienes vieron al Cacique dejar en el pasado los ciertos ratos gracias a la goleada alba de 4-0 sobre Unión Española, la que se traduce en tres puntos de oro que suman mucho en esta fecha 24 del Campeonato Nacional 2022 y en la lucha por el título.

El Cacique salió a jugar con energía y buscando doblegar a la defensa hispana, aunque sin poder generar una opción directa de gol en el arco defendido por Luis Mejía. Más allá de algunos centros y pelotas en profundidad, se hizo esperar el primer remate directo.

A los 17’ llegó la primera clara tras un jugadón entre Costa, Lucero, Suazo y Bouzat que terminó con un remate del Gato que con lo justo Mejía logró rechazar. Buena oportunidad que se iba, pero en cosa de segundos vendría su revancha.

Minuto 18’ y un balonazo al área de Vicente Pizarro encontró a un habilitado Gabriel Costa, quien asistió a Lucero para que el atacante argentino empujara el balón a la entrada del área chica, mandándola a guardar y desatando la fiesta en el Monumental. Golazo y el 1-0 para Colo Colo.

Los Rojos reaccionaron y con un carrerearon de Piñeiro exigieron a Brayan Cortés con un remate raso que el portero albo mandó al tiro de esquina. Entretenido partido en Pedrero.

El carnaval no pararía en la casa del Cacique, ya que los 29’ llegó el 2-0 tras una gran jugada colectiva desde la izquierda, donde Suazo y Lucero armaron una brillante pared al interior del área para que el capitán albo saque un ajustado remate que se fue directo al fondo del arco. Era el 2-0 para un Cacique que imponía con todo sus términos sobre los hispanos.

Colo Colo no soltaba el acelerador y a los 35’ casi llega el tercero con un remate de Bouzat que Mejía logró rechazar con lo justo. En el rebote Suazo buscó conectar con un compañero en el centro, pero la defensa rival despejó cualquier opción de peligro. El Cacique quería más en su casa.

Y el premio de buscar tanto llegó a los 39’ gracias a Emiliano Amor, quien conectó con un potente cabezazo el tiro de esquina de Leonardo Gil para superar la débil resistencia hispana en defensa. Ya era el 3-0 y una diferencia abismal entre albos y rojos, no solo en el marcador, sino que también en el juego.

Así las cosas, con una importante ventaja nos fuimos al descanso. Quedaba todavía el segundo tiempo, pero todo apuntaba a que sería una noche alba en el Estadio Monumental.

EL CAMINO AL TÍTULO SIGUE FIRME

La segunda mitad inició con cambios en el Cacique con el ingreso de Marcos Bolados por Agustín Bouzat, quien terminó algo tocado físicamente los primeros 45 minutos.

Los albos salieron a ampliar la ventaja rápidamente y a los 50’ Suazo tuvo su segundo personal tras robar un balón y sacar un disparo que se fue por poco afuera. Tras cartón se animó Marcos Bolados con un cabezazo que se fue muy al centro y encontró las manos de Mejía. Un monólogo el trámite del partido en la cancha David Arellano.

Otra buena chanche alba llegó a los 58’ con un disparo de Pavez que obligó a una buena volada de Mejía y un posterior centro que Lucero no pudo conectar del todo bien. Los del Cacique ya no era solo ganar, sino que también quería golear a los hispanos.

Y ese tanto de la goleada se dio desde el punto penal a los 66’ en los pies de Gabriel Costa, quien cambió por gol la falta de Manuel Fernández a Maximiliano Falcón. 4-0 y el triunfo de Colo Colo era ya casi definitivo.

Lamentablemente y casi inmediatamente tras el reinicio del fútbol fue expulsado Leonardo Gil tras recibir una doble amarilla. El volante metió un fuerte pisotón y se tuvo que ir antes de tiempo a las duchas, dejando con 10 al Cacique en la recta final del partido.

Un nuevo cambió en el Cacique se dio a los 74’ con el ingreso de Bruno Gutiérrez por Juan Martín Lucero. Línea de tres en el fondo y Gustavo Quinteros comenzaba a bajar el telón en el Monumental.

A los 82’ ingresó Marco Rojas por Gabriel Costa, quien tuvo otra noche de redención con la fanaticada alba en esta especial relación de amor y odio con el atacante.

Finalmente el 4-0 quedaría en la historia y Colo Colo sumó tres puntos de oro en esta fecha 24 del torneo, llegando a 51 puntos y estirando a 12 los cuerpos de distancia de Curicó Unido y Ñublense, además de mantener lejos de esta lucha a los hispanos. Un triunfazo no solo por la goleada, sino que también porque espanta cualquier fantasma en esta recta final del año tras unos tropiezos algo desagradables. A seguir por este camino, demostrando que somos los mejores. ¡Vamos Colo Colo!