Pablo Solari vivió un partido más que especial ayer en el Estadio Sausalito. El atacante argentino se reencontró con sus ex compañeros de Colo Colo, pero esta vez con una camiseta distinta al defender los colores de River Plate.

Y vaya que lo sufrimos, ya que el Pibe sacó a relucir todo su crecimiento en estos meses al otro lado de la cordillera al matricularse con un doblete y entregar una asistencia en la victoria de 4-3 de su equipo ante el Cacique.

Tras compromiso en Viña el delantero de River afirmó a los medios que “estoy muy contento por el partido y la victoria del equipo, para terminar este año de la mejor manera. Fue lindo volver a ver a Gabi (Suazo), también a Jeyson (Rojas), que es un gran amigo mío que me ayudó mucho en la adaptación acá en Chile”.

“Fueron unos merecidos campeones e hicieron un gran trabajo desde que yo me fui. Estoy muy contento por ellos y por el cuerpo técnico, porque de verdad se lo merecían”, agregó.

Sobre lo que fue anotarle a su ex equipo, Solari fue sostuvo que “es una sensación rara. Goles son amores, pero nunca le gritaría un gol a Colo Colo por todo lo que me dio, porque soy un agradecido de este club y lo voy a estar toda la vida. Me brindan un cariño enorme y sería una falta de respeto gritarles un gol a ellos”.

“El primer gol fue lindo, pero lo importante es que sirvió para que el equipo ganara y es lo más importante. Estoy muy contento por eso”, declaró.

Para finalizar, el Pibe analizó la ya casi segura partida de Gabriel Suazo, afirmando que “estoy muy contento por él, se lo merece. Sé el sacrificio que hizo para estar donde está. El 2020 no lo pasamos bien, lo pasamos muy mal, trabajamos para eso y que ahora se le estén dando las cosas me pone muy contento y le deseo lo mejor”.