El cierre de temporada para Colo Colo no fue el esperado. Tras el fracaso internacional en Copa Libertadores y en Copa Sudamericana, el Cacique sumó la gran decepción de no poder revalidar el Campeonato Nacional y, luego de caer ante Unión Española, lo único que le queda es optar al milagro de clasificar como Chile 2 al máximo torneo de clubes del continente y ganar la Copa Chile.

Así, la continuidad de Gustavo Quinteros es algo que sigue dando vueltas en Macul. Si bien hace un par de meses el apoyo era casi unánime, el rendimiento deportivo y algunas otras decisiones dividió a la mesa directiva de Blanco y Negro, quien no apoya en su totalidad la renovación del santafesino. De hecho, según pudo averiguar DaleAlbo, sólo el sector de Aníbal Mosa está convencido de que se mantenga en el cargo.

Si bien el día para que termine su vínculo con la institución se acerca a pasos agigantados, lo cierto es que las partes todavía no se sientan a conversar para analizar el futuro en la banca alba. Ha sido el mismo presidente de la sociedad anónima, Alfredo Stöhwiing, el que ha reiterado en innumerables ocasiones que las negociaciones comenzarán sólo una vez que termine la temporada, es decir, después del 13 de diciembre, día de la final de Copa Chile.

Sin perjuicio de aquello, para que se pueda tomar una decisión en Blanco y Negro, primero, debe reunirse el directorio en su reunión mensual. El problema, es que esta junta está programada para las últimas semanas de cada mes, lo que coincide justo con el término del contrato del santafesino. Según el calendario, dicha reunión debería llevarse a cabo el miércoles 27 de diciembre, es decir a cuatro días que termine el año.

La opción que tiene Blanco y Negro para debatir antes el futuro de Colo Colo

Más allá que la reunión ordinaria de directorio esté fijada a perpetuidad en la última semana de cada mes, existe la posibilidad de que la mesa dirigencial de Blanco y Negro se junte antes de aquella fecha. Para aquello, deberán citar a una reunión extraordinaria de directorio que, tal como dice su nombre, escapa de la fecha normal y puede darse en el instante en que sea requerida.

Con todo, para cumplir con las palabras que han emanado desde la misma concesionaria, esta reunión, en la que definirán los pasos a seguir con Gustavo Quinteros, deberá ser después del 13 de diciembre. Cabe recordar que el sector de Aníbal Mosa, el cual quiere la continuidad del DT, cuenta con tres votos en la mesa. Por su parte, el CSD Colo Colo tiene dos y el oficialismo manda con cuatro; por lo que las conversaciones que salgan desde los representantes del club y el sector que comanda Stöhwing, serán cruciales para definir el futuro del director técnico.

Otro de los tópicos a analizar en la reunión de directorio, ya sea ordinaria o extraordinaria, es la llegada de refuerzos, presupuesto y la planificación para el 2024. Para aquello, crucial será la clasificación a la Copa Libertadores como Chile 2, ya que da un poco más de tiempo para fichar jugadores debido a que la fase de grupos comienza en abril. En cambio, si Colo Colo llega a la fase previa de la competencia, todo se adelanta al me de febrero. Por lo mismo, en Blanco y Negro estarán contra el tiempo para ir a negociar con los futbolistas.