Colo Colo cuenta los días para ponerle fin a una temporada 2023 que fue verdaderamente para el olvido, donde no cumplió con los objetivos y el único premio de consuelo que le queda es convertirse en el monarca de la Copa Chile.

De ahí en más, este año ha sido lamentable: se perdió la Supercopa ante Magallanes que recién ascendía, no se logró clasificar a octavos de Libertadores en uno de los grupos más accesibles en años, sufrió senda goleada en Sudamericana a manos de América MG que descendió en Brasil y se despidió del título del Campeonato Nacional.

Para mala fortuna, el Cacique no sólo mostró un discretísimo cometido dentro del terreno de juego, sino que también fuera de él. Esto, debido a la administración de la dirigencia de Blanco y Negro, quien no tomó buenas decisiones, sobre todo, en el arribo de nuevos refuerzos.

En total, la directiva de la concesionaria amarró la llegada de 11 caras nuevas a lo largo de esta campaña, las cuales salvo en casos puntuales, poco y nada lograron aportar en el cuadro dirigido por Gustavo Quinteros.

¿Fueron un verdadero aporte? Los números de los refuerzos de Colo Colo en el 2023

Darío Lezcano: El delantero paraguayo llegó con la difícil misión de hacer olvidar a Juan Martín Lucero y con gran cartel tras una vasta carrera en el fútbol europeo, sin embargo, dejó mucho que desear.

Pese a que tuvo un buen arranque, donde logró marcar un par de anotaciones, poco a poco fue perdiendo terreno y luego, simplemente fue cortado del primer equipo por decisión del estratega santafesino. Su último encuentro fue el 20 de agosto ante Universidad Católica.

El atacante de 33 años alcanzó a disputar un total de 13 partidos con el Eterno Campeón, lo que se traduce en 390 minutos dentro de la cancha, en donde logró matricularse con cuatro conquistas.

Fabián Castillo: En su arribo a nuestro país, el ariete colombiano dejó claro que no llegaba en su mejor momento y vaya que era cierto. Si bien estuvo apartado de acción durante buen tiempo a raíz de diversas lesiones, cuando pudo mostrar sus credenciales en la cancha no estuvo a la altura.

El romperredes cafetero vistió la camiseta del Eterno Campeón en 19 oportunidades, es decir, 851’ minutos, en los cuales dejó un saldo de dos goles y dos asistencias.

Matías Moya: El formado en River Plate llegó al Popular tras buenas campañas en Ñublense, sin embargo, tuvo un papel secundario en el Estadio Monumental y sólo disputó nueve partidos, sumando escasos 206’ minutos, donde no registró goles ni asistencias.

Leandro Benegas: El Toro arribó a Colo Colo luego de un buen 2022 en Independiente de Avellaneda, no obstante, no logró ganarse una camiseta de titular y fue relegado a la banca de suplentes por Damián Pizarro, quien a sus cortos 18 años tomó la responsabilidad de ser el 9 del Cacique.

El argentino nacionalizado chileno vio acción en 33 oportunidades, lo que se traduce en 1.228 minutos en cancha, donde ha logrado matricularse con seis goles y una habilitación.

Ramiro González: El defensor era el gran anhelo de Gustavo Quinteros, quien lo buscó insistentemente en tres mercados de pases. Si bien comenzó como titular, la irrupción de Alan Saldivia hizo que perdiera terreno y fue relegado a la banca. En total, el espigado zaguero central ha jugado 27 encuentros, es decir, 2.236 minutos en cancha.

Óscar Opazo: El Torta volvió al Popular luego de un fugaz paso por Racing de Argentina, donde tan sólo estuvo un semestre. En su regreso, el lateral derecho ha tenido que lidiar con una serie de molestias físicas que no le han permitido tener la regularidad que deseaba.

El defensor de 33 años ha logrado decir presente en 13 compromisos, o sea, 821 minutos dentro del terreno de juego, donde alcanzó una anotación y una asistencia.

Pablo Parra: Al igual que Opazo, el atacante nacional arribó a Colo Colo en mitad de este 2023 proveniente del Puebla de México. Para mala fortuna, también ha tenido que convivir con una serie de lesiones y no ha podido ver la acción esperada.

El ariete de 29 años ha disputado ocho partidos con el Popular, lo que da un total de 490 minutos, donde se ha matriculado con dos asistencias.

Matías de los Santos: El defensa uruguayo es otro que casi no ha visto acción a raíz de varias lesiones. De hecho, su último partido fue el 15 de abril ante Universidad Católica, donde tan sólo logró estar 16’ minutos en cancha. El charrúa no ha logrado ser un aporte y ha dicho presente en en escasos seis partidos, lo que se traduce en 387 minutos.

Erick Wiemberg: Poco a poco, el lateral se fue adueñando de la banda izquierda y en la segunda rueda del año, se convirtió en un inamovible y una de las principales figuras del cuadro albo.

El oriundo de Valdivia ha logrado tener bastante regularidad y ha disputado un total de 30 partidos, o sea, 2.180 minutos en cancha, donde se matriculó con una anotación y una asistencia.

Carlos Palacios: Sin lugar a dudas que la Joya es el más destacado de esta lista y sí puede ser considerado un refuerzo: se ha echado el equipo al hombro en diversas ocasiones y se convirtió en el goleador albo en este 2023.

Pese a que tuvo un comienzo un tanto dubitativo, logró decir presente en un total de 33 duelos, lo que se traduce en 2.419 minutos en cancha, donde deslumbró y lleva un 13 conquistas y tres asistencias.

Fernando de Paul: Otro de los puntos altos de las incorporaciones ha sido el Tuto, quien a raíz de su buen cometido, obligó a Gustavo Quinteros a llevar a cabo una rotación en los tres tubos.

El golero logró una gran regularidad y se puso los guantes en un total de 21 encuentros, es decir, vio 1.781 minutos, en los cuales encajó un total de 21 anotaciones en contra.