Y llegó el día, Felipe Campos se despide de Colo Colo tras cinco años donde convivió con la alegría de dar una vuelta olímpica, pero también con la angustia de pelear el descenso. Pese a que no se consolidó como indiscutido, su participación siempre fue bien evaluada y siempre estuvo a disposición para jugar donde fuera necesario, ya sea como central o a perfil cambiado.

El lateral terminó su contrato y ahora verá nuevas posibilidades, pero también aprovechó de dedicar una emotiva carta en sus redes sociales, donde agradece el privilegio de vestir la camiseta del club de sus amores. “Como todo sueño, sabía que en algún momento acabaría. Quizás no fue como quería terminar esta hermosa aventura que me enseñó mi padre, mis hermanos y mi familia, pero me voy feliz”, comenzó.

“Me pregunto ¿Cuántos cumplen sus sueños? Sé que pocos. Por mi parte cumplí el mío y el de muchas personas que deseaban que pisara ese hermoso estadio Monumental. Me tocó la alegría de ser campeón y también duros momentos como el partido por la permanencia”, agregó.

Respecto a su nivel en el club, Murci comentó que “muchos tendrán sus puntos de vista de cómo fue mi estadía en Colo Colo, que son válidos, pero lo que quiero que sepan, es que desde el lugar que me tocó estar siempre traté de apoyar, sea dentro o fuera de la cancha”.

Junto con agradecer a todos los trabajadores del club y a sus ahora ex compañeros, Campos quiso dedicarle palabras a los hinchas. “Gracias al hincha que me apoyó desde donde sea y al que no apoyó, doblemente agradecido, porque ellos daban fuerzas para seguir superándome y demostrar por qué uno está en el mejor equipo de Chile. Nunca olvidaré esa arenga rumbo a Talca, cuando la mitad más uno de los chilenos nos apoyó en el camino desde sus casas y todo Chile”.

Para concluir, dejó aún más claro su sincero sentimiento al Cacique: “Se despide desde ahora un hincha más. Te amo Colo Colo, siempre serás mi eterno campeón”.